Entrevista Juan Melgarejo: Los bioplásticos no son la única solución pero sí un potencial factor hacia la sostenibilidad

En un escenario de economía mundial virando hacia la sostenibilidad, y con el plástico como centro mediático de campañas medioambientales, la utilización de nuevos materiales plásticos compostables está siendo considerada por Europa como una de las soluciones más idóneas para reducir residuos en nuestro entorno. Cada día recibimos noticias sobre nuevas soluciones plásticas ecológicas, pero ¿qué nuevos materiales están disponibles actualmente? Y, ¿qué viabilidad de negocio aporta cada uno en realidad?

Para entender mejor la situación actual y lo que las nuevas opciones bioplásticas pueden aportar, hemos invitado a Juan Melgarejo, consejero estratégico de empresas, y experto en plásticos biodegradables desde hace más de diez años, a que comparta con nosotros su visión de la industria del plástico en general, y de los bioplásticos en particular. Melgarejo es consejero delegado de Innovative Film Solutions, empresa asturiana dedicada a la fabricación, distribución y comercialización de materiales plásticos y biodegradables, y forma parte del Consejo de AIMPLAS (Instituto Tecnológico del Plástico).

 

En un entorno actual cambiante ante las nuevas normativas europeas, estatales y regionales que se están gestando, cómo visiona el corto plazo para el sector del plástico

Hoy en día los entornos son muy líquidos, es decir cambian constantemente. El siglo en el que nos encontramos se caracteriza por la velocidad de la información, los avances tecnológicos, la alimentación saludable, la industria automatizada y como no, la protección al medio ambiente en el que vivimos.

Pero algo mucho más preocupante que los cambios es la falta de información e incluso la mala publicidad sobre elementos clave de la economía. Las nuevas normativas a cualquier nivel han puesto en pie una guerra a gran parte de la opinión pública contra determinados de estos elementos clave de la economía y no creo sean conscientes de a quien se los están haciendo ni que consecuencias tienen.

Todos somos conscientes que el plástico es perjudicial y dañino en el medio ambiente, pero ¿saben por qué? ¿Acaso se conoce que los máximos responsables de la contaminación mundial vienen de países de 4 canales? Y aún más, estas mismas personas, ¿se han preguntado, si las normativas que están poniendo en pie no van a producir un efecto aún más negativo?

España, desde que yo empece en este mundo hace más de 12 años, lleva posponiendo los plazos de entrada en vigor de las normativas para regular el uso o mejor dicho, el mal uso de los plásticos. Y tras todo este tiempo nos encontramos en un periodo en el que se ha utilizado la concienciación social sobre los plásticos perjudiciales para atacar al plástico como el enemigo de la humanidad, y eso está muy lejos de la realidad.

La mala publicidad nos pone a los fabricantes de plásticos contra las cuerdas. Me temo que en el corto plazo (hablo siempre del mundo del packaging que representa el 40% del plástico y es a la primera que le afecta), hay una especie de efecto choque que obligará a las empresas a replantearse sus mercados, sus clientes y sus producciones. Estamos trabajando para poder darle una solución que permita a cada productor ser competitivo, sostenible y rentable.

En qué situación encuentra a las empresas transformadoras del plástico, y qué principales retos tendrán que enfrentar

En los próximos años va a haber una transformación brutal en las empresas productoras de materia prima. Ya que ellos, son los que tienen que dar una respuesta a las altas exigencias que tienen nuestros clientes. Hoy en día es muy complicado ser competitivo con las alternativas que tenemos en el ámbito de los bioplásticos en comparación con los plásticos convencionales (densidades, rendimiento, comportamiento en máquinas, velocidades, etc.) sobre todo cuando no disponemos de ayudas y nuestro cliente, el consumidor final, no esta dispuesto a pagar esa diferencia de precio a la que nos vemos obligados nosotros por la diferencia de precio entre plásticos.

Resumiendo, las empresas del sector del plástico nos encontramos ante los siguientes retos:

  • Políticamente, no se ha producido movimientos a favor de esta nueva tendencia. Esto me recuerda al cambio que hubo con las energías renovables, ¿cómo se consiguió? A través de una política de ayudas que permitía un plazo razonable para invertir en tecnología y ser una alternativa real a la energía convencional, cosa que hoy día casi está conseguido.
  • Financieramente, significa un incremento considerable de los costes de producción.
  • Socialmente, como enemigo público número 1. Es increíble como uno de los mejores inventos de los últimos siglos se pueda ver en esta posición. Alguien se ha preguntado ¿qué haríamos sin el plástico? Es muy importante transmitir que el mayor y único culpable somos nosotros con el mal uso.
  • Comercialmente, un altísimo nivel de exigencia al producto y un producto hipersensible a un incremente del precio.

Solo pedimos que ademas de tener todos los elementos productivos en contra se entienda bien cual es el problema y por qué.

Qué papel prevé que jugarán los nuevos materiales bioplásticos y compostables en la nueva tendencia de sostenibilidad

Es curioso, cuando se habla sobre las tendencias de la sostenibilidad lo unimos habitualmente a los materiales bioplásticos. Aquí esta el primer error, la sostenibilidad y una economía circular activa y real se consigue haciendo nuestros canales de fabricación-venta-recogida mucho más eficientes y con una mayor educación de los ciudadanos.

Si todos hiciéramos las cosas como una sociedad responsable y comprometida no harían falta los materiales de origen natural.

Los bioplásticos o los famosos biobased, son la esperanza que todo el mundo cree que nos va a solucionar todos los problemas, y nacen como consecuencia de la dejadez de la sociedad y el mal uso de los plásticos. Esto, unido a engaños marketinianos como los famosos “biodegradable”, “OXObiodegradable”, “degradable” que se aprovechan del desconocimiento del consumidor, nos lleva a tener que empezar de muy atrás para educar a las nuevas generaciones que van a ser los que tendrán que seguir luchando contra el mal uso de los recursos.

Yo siento ser negativo pero las evoluciones de los materiales y su aplicación en los productos son procesos largos. Hoy en día no tenemos solución para sustituir todas las aplicaciones del plástico convencional con los bioplásticos y, peor aún, una sustitución total de los bioplásticos con los plásticos hoy sería un mayor problema para la gestión conjunta de los recursos.

Es cierto que la materia prima para los bioplásticos está controlada por unas pocas compañías a nivel mundial y aunque es cierto que ha habido una importante bajada en los precios, todavía estamos lejos de los precios necesarios y tendremos que trabajar para que permitan un mayor acceso a estos materiales con precios mas competitivos.

Nosotros no estamos esperando sólo a las últimas tendencias de los bioplásticos, eso sería una locura, estamos desarrollando nuevas tecnologías que nos permitan conseguir el objetivo más ambicioso en una economía real:

  1. Ser reciclable en una economía real para que nos permita ahorrar en recursos, energía, agua, etc.
  2. Biodegradable, que los materiales se degraden con la suficiente velocidad que permita tener una solución a la contaminación.
  3. Compostable, que ese producto en el caso, que se haya metido en el ciclo de la economía circular, pueda volver a su medio natural sin contaminar el entorno (tierra/mar)

Resumiendo, los bioplásticos son una gran promesa y, para que sea real, necesita que realmente tengamos una economía circular potente y otras alternativas que permitan tener un producto más económico en toda y cada una de las aplicaciones.

Qué tipo de materiales compostables hay disponibles en estos momentos y qué aporta cada uno de ellos

Hoy, estamos en una etapa un poco anterior, qué es compostable y en qué términos… Un debate que es una gran guerra y esperemos poder resolverla lo antes posible.

En cuanto a las alternativas en el mercado que se determinen como compostables, tendríamos:

  1. Bioplásticos, que son parte vegetal y parte fósil, son la única solución a día de hoy en el mercado para ciertas aplicaciones como pueden ser el Polietileno y el PET.
  2. Los OXO biodegradables, que son un gran problema para el medio ambiente, y están siendo prohibidos en muchos países.
  3. Plásticos de origen fósil.

Qué recomendaciones generales daría a una empresa transformadora que se esté planteando comenzar a producir con estos nuevos materiales

El objetivo común de todos es la reducción de la cantidad de toneladas de plástico que consumimos o fabricamos.

Mi primera recomendación sería que analizasen bien el material y parámetros tan importantes como:

  1. La densidad del material que puede llegar a ser un 40% superior al material tradicional, lo que conllevaría un importante incremento en costes.
  2. El desperdicio que genera.
  3. La velocidad y comportamiento de fabricación, claves para ser competitivo.
  4. Los espesores a los que se pueden trabajar, intentando llegar al mínimo posible, ya que esto puede provocar ser competitivo o estar completamente fuera de mercado. Esto podría reducir de manera significativa el volumen del plástico y el coste del producto final.
  5. La apariencia del producto final. Preguntarse si es realmente comercializable o va a tener un corto recorrido.
  6. Cuando tengan todo esto claro determinar si a través de la innovación y la tecnología y nuevas inversiones les daría la posibilidad de ser más competitivo.

Cómo cree que se puede ayudar eficazmente a las empresas desde las asociaciones del sector y organismos públicos

En estos momentos necesitamos toda la ayuda posible para hacer esto posible. Desde las asociaciones, instituciones y las propias empresas tenemos que defender y proteger un bien que es muy importante para nuestra sociedad y para nuestra economía. El plástico no es el culpable y es más bien el responsable de tantas ventajas que disponemos hoy. Yo pediría apoyo y protección a tanta agresión injustificada.

Desde el punto político, necesitamos organismos que promuevan un cambio lógico, sensato y real para que permita a las empresas a través normativas acorde al cambio, ayudas a la inversión y apoyo a generar un cambio que será decisivo para nuestra sociedad en los próximos años.

Qué mensaje final transmitiría a las empresas del plástico que están en estos momentos revisando sus estrategias para lograr adaptarse con éxito a los nuevos tiempos

Además de mis recomendaciones anteriores les empujo a ser optimistas y, como en todo momento de cambio, también hay cosas positivas, lo que nos obliga a replantearnos toda nuestra estructura y crear políticas de mejora continua enfocadas a un futuro competitivo y cambiante que nos permitirá ser mejor de los que lo somos hoy. Esto unido al incremento de la demanda en la mayoría de las aplicaciones que fabricamos hoy como consecuencia del crecimiento de la población nos permite ser muy optimistas e invertir en nuestras empresas para estar a la altura del devenir del mañana.

Estoy convencido que a corto plazo tendremos alternativas reales que nos permitirán relanzar nuestras empresas, aunque ello implique ser más arriesgados y tomar iniciativas nuevas que en industrias tradicionales no suelen darse.

 

Por Mónica García Bustamante, CEO Business Knowmad Corporate Sustainability

Para la Revista AVEP (Asociación Valenciana de Empresarios del Plástico): ver aquí publicación original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + tres =