Responsabilidad Social Corporativa: de la filantropía al crecimiento económico

La responsabilidad social corporativa ha dejado de ser algo recomendable para convertirse en una verdadera prioridad para las empresas. Así quedó de manifiesto en el evento CSR Spain 2018, organizado por Forética la semana pasada en Madrid, cuyo foco era la Sostenibilidad. Esta fundación es socia del World Business Council Sustainable Development y lleva casi veinte años trabajando en España por la inclusión de comportamientos éticos en el entorno laboral.

La sostenibilidad como prioridad empresarial

El desarrollo sostenible se ha convertido en una de las grandes tendencias económicas mundiales. Esto se debe principalmente a que pocos niegan la gravedad de los retos globales a los que nos enfrentamos, y,  además, la concreción y accionabilidad de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluidos en la Agenda 2030 facilitan la inclusión en las estrategias empresariales.

Alberto Durán, presidente de Forética, presentó la jornada desde la urgencia para actuar e instó a los directivos de las empresas a desarrollar un “liderazgo responsable, sin el cual los objetivos no serían posibles”. También hizo un llamamiento al apoyo de las administraciones, porque “las empresas no pueden, o es más difícil, si actúan solas”. Según Durán, “muchos cambios necesitan inteligencia y compromiso de los gobiernos para innovar a favor de estas soluciones.”

Francisco Riaño, Presidente de la Junta Directiva de Forética, en CSR Spain 2018.

Necesaria la colaboración público privada

En esta línea, Cristina Gallach, recientemente nombrada Alta Comisionada del Gobierno para la Agenda 2030, pidió “compromiso e involucración de todos los sectores y niveles, para trabajar todos conjuntamente: individuos, organizaciones y empresas”, e indicó cuatro aspectos claves para materializar dicho compromiso: “movilización, organización, trabajo detallista e incisivo, y monitoreo constante de los resultados”. Gallach resaltó la importancia de la transparencia y la continua rendición de cuentas para asegurar que se está trabajando en pro de los objetivos marcados.

Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030, en su intervención en CSR Spain 2018 Objetivo Sostenibilidad, organizado por Forética.

Búsqueda de impacto social, ambiental, y también económico

Una de las características de la nueva RSC de finales de esta década es la equiparación del impacto social al económico. Según Durán, la nueva línea de acción de desarrollo sostenible generará 12 trillones de dólares anuales hasta 2030 y aportará 380 millones de empleos asociados a negocios sostenibles e inclusivos. El enfoque filantrópico inicial está dejando paso a un planteamiento en el que el crecimiento económico y la rentabilidad se colocan al mismo nivel que los objetivos relacionados con las personas y el planeta, como vía hacia una verdadera y completa sostenibilidad de los planes de acción.

Y las cifras detrás de la inversión no se quedan cortas. Se invierten más de 500 millones en proyectos de sostenibilidad, explica Filippo Veglio, Director General del Consejo Mundial para el Desarrollo Sostenible. “La RSC está evolucionando desde un aspecto originariamente filantrópico hacia una visión integrada con la estrategia y la gestión corporativas”. Guido Moret, Especialista en Compromiso, Gobernanza y Propiedad Activa de la financiera holandesa Robeco, comparte una visión de gestión financiera basada en los resultados reales y factibles para las personas, más que en la creación de riqueza como fin exclusivo. Moret afirma que los negocios sostenibles son más exitosos: según meta-análisis realizados por su firma, generan retornos de inversión más elevados para sus accionistas y mejores resultados operativos, así como menores costes de capital, que implica un menor riesgo de inversión.

Faiza Lahlou, Directora Comunicaciones Europea de Procter & Gamble nos muestra cómo se vive la sostenibilidad en su organización.

Mucho por hacer, compromiso de todos

Y como muestra de un caso concreto de que grandes empresas llevan tiempo enfocando sus esfuerzas de innovación en la mejora del mundo en que vivimos, Faiza Lahlou, Directora de Comunicación Europea de Procter & Gamble, nos mostró cómo marcas como Fairy y H&S están lanzando versiones de sus productos con envases elaborados a base de basura marina. Lahlou nos animó no sólo a interiorizar los objetivos de desarrollo sostenible sino a vivirlos activamente en toda la organización para poder actuar hacia la consecución de avances sociales reales.

Por último, Francisco Riaño, Presidente de la Junta Directiva de Forética, busca nuestra involucración. “Todos somos parte de esta acción que se llama Responsabilidad Social Corporativa y el objetivo de sostenibilidad”. Compromiso es una de las palabras más escuchadas a lo largo de la jornada. Sin compromiso de todos no será posible el avance hacia mejoras significativas en la solución de los problemas de nuestro entorno.

 

Por Mónica García Bustamante
CEO Business Knowmad Corporate Sustainability

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =